Búsqueda avanzada
  • Tipo de contenido

  • Categorías

  • Autor

  • Limpiar filtros

De noche – Coro Taizé

Bellísima interpretación de este poema de San Juan de la Cruz por el coro Taizé

Está canción está sujeta a Copyright de Taizé, por lo que en lugar de reproducirla desde la web en MP3, te adjuntamos su publicación en youtube. Si te animas a enviarnos esta canción cantada por ti con algún instrumento musical, la colgaremos encantados de la web!

Sobre la sabiduría

Bienvenida
Muy querido Señor, concédenos la prudencia, la sabiduría que proviene de entrar en contacto contigo. Haznos conocer la brevedad de nuestra vida para que alcancemos sabiduría de corazón. Enséñanos a ser sensatos, a que apreciemos tu sabiduría, tu sensatez y tu prudencia más que cetros y tronos; más que la belleza; más incluso que la propia salud. Que sea tu sabiduría y tu sensatez la luz que alumbre nuestra vida, el resplandor que no tiene ocaso, el brillo interno de nuestros ojos.

Sabiduría 7, 7-11
Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, y vino a mí el espíritu de sabiduría.

La prefería a cetros y tronos, y, en su comparación, tuve en nada la riqueza.

No tengais miedo

Música

Señor muchas veces tengo miedo, no se si estoy obrando bien o mal, me dejo llevar por mis tentaciones, soy débil, no actúo. Pero es tan grande el vacío que siento dentro cuando no hago lo que creo que tengo que hacer, que se sacude internamente todo mi ser, hasta los cimientos que creía más sólidos y ahora de barro son . Conforme avanzo en Tú conocimiento, en el camino del amor, de la fe, se hace más evidente en mi vida que sin tu fuerza, Tú Espíritu nada puedo, nada soy.

Envíanos Señor tu Espíritu Santo Paráclito y ayudados con la poderosa intercesión de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro llénanos de tu amor, de tu fuerza poderosa, de la sabiduría y conocimiento necesario para SER en esta vida.

Música

Salmo 85

«Jesús y el Evangelio dignifican totalmente a la mujer; la Iglesia evangélica sólo a medias»

Por Verónica Rossato
 
Opina la teóloga argentina Nancy Elizabeth Berdford, profesora de Teología Aplicada en la cátedra Georgia Harkness del seminario metodista Garrett-Evangelical, en Chicago, EEUU.
    
Este año se celebrará por primera vez el Día Internacional de la Mujer en el entorno evangélico español, con un acto organizado por la Consejería de la Mujer del Consejo Evangélico de Madrid.

Resucitado

NO LO BUSQUEIS ENTRE LOS MUERTOS



“Nunca, de nadie,

en ningún lugar,

se dijo lo que de Jesús:

ha resucitado”.

Esta es, para los cristianos, una creencia que viene desde el principio, es como el centro de su fe y la base  para el reconocimiento de Jesús como Mesías y Señor.

Reflexión sobre la Cruz

Maldita sea la cruz
que cargamos sin amor
como una fatal herencia.

Maldita sea la cruz
que echamos sobre los hombros
de los hermanos pequeños.

Maldita sea la cruz
que no quebramos a golpes
de libertad solidaria,
desnudos para la entrega,
rebeldes contra la muerte.

Maldita sea la cruz
que exhiben los opresores
en las paredes del banco,
detrás del trono impasible,
en el blasón de las armas,
sobre el escote del lujo,
ante los ojos del miedo.          &nbs

Lecturas de los cuatro domingos de Adviento

Cuando un niño nace, acapara toda la atención. Este tiempo es la etapa final del embarazo. Un niño nace y acampa entre nosotros. Viene a compartir, a hacerse nuevamente uno de nosotros hasta la venida final del Señor. El inicio de nuestro Señor omnipotente es el de un niño indefenso que sólo puede subsistir con nuestros cuidados.

Preparad el camino al Señor, haced rectas todas sus sendas. Que el lobo habite con el cordero. No harán daño y estrago por todo mi Monte Santo. Consolad, consolad a mi pueblo, que se ha cumplido su servicio y está pagado su pecado. Bajaste, y los montes se derritieron con tu presencia. Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de ti, que hiciera tanto por el que espera en él. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

2011-07-25: Sobre el fin de los tiempos

Celebración de la Palabra

1. Palabras de acogida y bienvenida

2. Canto de entrada: “In manus tuas Pater, commendo spiritum meum”

(En tus manos, Padre, encomiendo mi espíritu)

3. Petición de perdón. (Espontáneamente, quien quiera, en voz alta)

Entre petición y petición cantamos: “En nuestra oscuridad enciende la llama de tu
amor Señor, de tu amor Señor, en nuestra oscuridad enciende la llama de tu
amor Señor, de tu amor Señor” (Taizé)

4. Primera Lectura (Ml 3, 19-20ª)

“Mirad que llega el día,
ardiente como un horno:
malvados y perversos serán la paja,
y los quemaré el día que ha de venir
-dice el Señor de las Huestes-,
y no quedará de ellos ni rama ni raíz.

Pero a los que honran mi nombre
los iluminará un sol de justicia

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad