Búsqueda avanzada
  • Tipo de contenido

  • Categorías

  • Autor

  • Limpiar filtros

Matrimonio cristiano con dos hijos homosexuales, entrevistado por Daniel Pajuelo SM.

De la mano de smdani profundizamos en un testimonio del libro “Caminos de reconciliación, diez historias de fe y amor LGTBI” para conocer la experiencia de un matrimonio cristiano con dos hijos homosexuales: “Mamá, soy lesbiana”, Sara, la hija de Herminia, pronuncia estas palabras y de inmediato se sucede el desconcierto, las expectativas depositadas sobre …

leer más

Testimonio de un sacerdote católico gay: nuestro amigo JAMES ALISON entrevistado por DANIEL PAJUELO SM (smdani)

En su último vídeo, Daniel Pajuelo SM (smdani), entrevista al gran amigo de Crismhom James Alison, sacerdote católico gay que nos habla de su vida y su vocación, del seguimiento de Jesús desde la diversidad sexual.

2019-15-02 IGLESIA Casa común con mirada arcoíris

Reproduciomos un articulo aparecido en la revista Mensajero de Luis Mariano Gonzalez

 AL recoger el símbolo de fe, quedó patente que el sentir de las primeras comunidades cristianas era entonces, como lo es también ahora, vivir un espacio teológico y de encuentro en el que crecer, conocer y generar vínculos de fraternidad.

 

CREDO ECCLESIAM

 

En el germen de la Iglesia, está presente el misterio del Dios Trinitario que actúa en ella y por medio de ella. Recomiendo la lectura de CORDOVILLA, Ángel (Ed). Santiago MADRIGAL TERRAZAS, La lógica de la fe. Manual de Teología Dogmática. Publicaciones de la UPCO. Madrid, 2013.

La Iglesia está configurada con y por Jesús, es el espacio histórico donde acontece la obra santificadora de la Santa Ruah. No podemos entender a Jesús sin su Iglesia. La Ruah en hebreo es el soplo que posibilita la existencia, la base de todo lo que vive. Un término femenino que se podría traducir como «la Espíritu». Así que en la Biblia hebrea el Espíritu tiene forma femenina: es «la Ruah», la brisa, el «aleteo» de Dios sobre las aguas, un soplo. En la Iglesia los creyentes miramos a Jesús en busca de orientación, y también la miran aquellos a los que la Iglesia poco o nada les dice, pero sí lo hace la figura del Nazareno que les interpela. Jesús, el Mesías, el totalmente inclusivo, nos orienta en caso de duda y es en su Iglesia, donde Dios nos acaricia, y nos recuerda que somos como somos porque Él en su proyecto originario nos soñó así, diversos, complementarios y todos necesarios en la construcción del Reino y al hacer Iglesia, como espacio acogedor, amable y plural. Últimamente una realidad eclesial está tomando la palabra: la de las personas LGTB (colectivo de personas Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales) que creemos que Jesús es el Señor, y que formamos parte de la Iglesia Católica a través del bautismo y caminamos en diferentes comunidades, grupos y parroquias. El misionero claretiano José Cristo Rey García Paredes expresa, desde mi punto de vista con mucho acierto, lo que significa esta presencia diversa en las diferentes realidades eclesiales y lo que las comunidades «arcoíris» suponen para quienes descubren que las personas con diversidad sexual y de género (DSG) hemos estado, estamos y estaremos en la Iglesia. Escribe así en Una comunidad humana-cristiana (LGTB+I) nos ha sobresaltado: «Tiempo de sobresalto es tiempo de Pascua. Tiempo de sobresalto es nuestro tiempo, si estamos atentos a las señales del Espíritu, o al espíritu del tiempo. “Unas mujeres nos han sobresaltado” (Lc 24 ,22), decían los discípulos de Emaús. Hoy podemos decir que, las comunidades LGTBI nos han sobresaltado. Ante cuestiones que ellas nos plantean – tanto en clave antropológica, religiosa y cristiana nos sentimos perplejo De ello hablamos, aunque con un cierto sigilo y nos cuesta dejar de pensar “como siempre se ha hecho”. Bien sabemos que no es fácil encontrar la síntesis entre lo que un nuevo paradigma antropológico nos propone y lo que la fe tradicional y su teología, o las religiones han enseñado. En el fondo, la cuestión que las comunidades LGTBI nos proponen, tiene que ver con la identidad de cada persona: poco importa si esa persona es religiosa, agnóstica o atea, si pertenece a una confesión cristiana o a otra, si pertenece a la vida consagrada, laical o ministerial. La cuestión es que las comunidades LGTBI nos afectan a todos». La realidad de las personas con DSG expresada de esta manera supone, por un lado, un desafío para un determinado modelo eclesial y pastoral; y, por otro, una oportunidad donde ofrecer espacios libres de prejuicio y recelo, de encuentro y diálogo donde compartir la fe y humanidad que enriquezcan a la comunidad. Narrar historias de vida, que pongan en valor lo diferente, la diversidad con rostro y nombre de los hermanos y hermanas LGTBI, a sus familias y amigos para vencer miedos y poder re-conocerlos. Porque, lo que no se conoce, no se puede comprender ni amar. Para profundizar en esta cuestión, propongo tener en cuenta el libro del jesuita James Martin Tender un puente. Cómo la Iglesia Católica y la Comunidad LGBTI pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad.

 

2015 ¡Canto de acción de gracias!

ECLESALIA.- 30/12/15.- El final el año es un tiempo importante para la acción de gracias, para agradecer a Dios, nuestro Padre, por todo cuanto hemos recibido, ya que todo don procede de Él. La gratitud a Dios y a los hermanos es la nobleza más profunda del ser humano. Quien no es agradecido, es como si una parte de su existencia quedase muerta, sin vida. Por algo, la palabra “gracias”, es una de las primeras que se nos enseña en nuestra infancia. Del agradecimiento nace la alegría, el júbilo. Quienes son agradecidos, en general, son personas alegres, que viven gozosas; porque la persona agradecida vive desde la sencillez y reconoce los dones recibidos; y también reconocen los valores de los hermanos, de los cuales se alegra y los hace propios.

Sanar la homofobia en nuestra iglesia

El párroco del Dulce Nombre de María, en el barrio sevillano de Bellavista, ha retirado esta mañana de la web de la Parroquia toda alusión a la «sanación» de la homosexualidad. El párroco, González Alba, ha emitido hoy un comunicado en el que dice que no es el autor de la entrada de la web parroquial y asegura que el texto fue publicado por otra persona «sin previa información».
También ha pedido disculpas a las personas y colectivos que se hayan podido sentir ofendidos por una publicación que ha calificado de «desafortunada».
Hasta aquí pudiera parecer que todo ha sido un mal entendido, y que incluso se siente desolado por las consecuencias de ello. 
 
Sin embargo, desde Ichthys queremos hacer públicas las siguientes consideraciones:
· Como católicos, estamos tristemente hartos de la incapacidad de ciertos pastores de la nuestra Iglesia para acercar el mensaje de Jesús a mujeres y hombres sin excepción. 
· Santiago César González Alba, párroco del Dulce Nombre de María, defiende las tesis de «sanación de la homosexualidad» desde hace largo tiempo.
 

Uniones homosexuales en la Iglesia: del rechazo al reconocimiento del amor

Por Pablo Romero B., sj, 

 

¿Qué “nuevas palabras” se podrían esperar de parte del Magisterio de la Iglesia en lo relativo a la vida de las personas homosexuales? Nos encontramos en medio del Sínodo sobre la familia. En octubre del año pasado se realizó una primera asamblea y al terminar se hicieron públicas sus conclusiones en la Relatio Synodi. La reflexión continuará al menos hasta la asamblea de octubre de 2015 y, por lo mismo, como dijo el portavoz de la sede apostólica, “es importante no sobre-analizar el texto”. De todas maneras, queda la estela de los debates, del documento y de las votaciones inéditamente publicadas. Especialmente estas últimas muestran una notoria falta de consenso, entre otros asuntos, en el cómo abordar la pastoral con personas homosexuales. El texto conclusivo no respondió a las expectativas de aquellos que esperaban “nuevas palabras” a lo ya dicho en esta materia y, así, no es arriesgado pensar que con esto tenga que ver el tercio de obispos que quedó disconforme con la redacción de los números dedicados a ella.
 

Manifiesto de Cáritas, Confer, HOAC, Justicia y Paz y AEFJ ante las elecciones europeas

 

«Invitamos a toda la ciudadanía a participar en la construcción de otra Europa más acogedora y más justa»

«Es urgente establecer vías efectivas y realistas para la inmigración y luchar contra el racismo»

 

El próximo 25 de mayo los españoles estamos convocados a elegir 54 de los 751 diputados que compondrán el nuevo Parlamento Europeo y que representarán a unos 490 millones de ciudadanos europeos (28 países miembros).

En estas elecciones, el nuevo Parlamento estrena mayores competencias: elige al Presidente de la Comisión, tiene que aprobar al conjunto de los miembros que propone el Consejo Europeo para formar la Comisión y puede destituir a la Comisión mediante una moción de censura.

El gran reto al que se enfrentan los ciudadanos europeos es, por un lado, la desinformación acerca de las instituciones, funcionamiento y repercusiones de lo que se realiza, día tras día, en la Unión Europea, unido al casi total desinterés por lo que en la UE se debate.

 

Francisco y el cardenal Turkson, «tímida apertura»

El papa Francisco, sobre las uniones civiles
 
Las declaraciones del papa Francisco sobre las “uniones civiles” tuvieron lugar una entrevista al diario italiano Corriere della Sera, publicada en castellano por el argentino La Nación. La entrevista es bastante extensa pero la referencia a las uniones civiles es breve. A la pregunta del entrevistador “Muchos países regularon la unión civil. Es un camino que la Iglesia puede comprender, pero ¿hasta qué punto?”, Francisco responde: “El matrimonio es entre un hombre y una mujer. Los Estados laicos quieren justificar las uniones civiles para regular aspectos económicos entre las personas, como por ejemplo asegurar la asistencia sanitaria. Se trata de pactos de convivencia de diversa naturaleza y no ahora no sabría enumerar sus diversas formas. Es necesario ver los diversos casos y valorarlos en su variedad”. La traducción española difundida, por cierto, dice “obra social” en lugar de “asistencia sanitaria”, cuando el original es “assistenza sanitaria”.
 
El papa, en definitiva, reafirmó la doctrina católica sobre el matrimonio pero abrió la posibilidad de admitir las uniones civiles. Aunque no se refirió de forma expresa a las uniones civiles “entre personas del mismo sexo”, la referencia previa al carácter heterosexual del matrimonio invita a pensar que las tenía en mente. En todo caso, su apertura a las uniones civiles se justificaría solamente en los “aspectos económicos” de la convivencia, sin hacer referencia al amor entre quienes las forman. Términos que quedan muy lejos de lo que los propios colectivos LGTB cristianos reclaman. Sea como sea, y sobre todo por venir de la persona de la que vienen, el tono de las declaraciones, alejado de las habituales diatribas condenatorias, resulta significativo.
 

A favor del matrominio igualitario

La cadena de televisión estadounidense Univisión ha realizado una encuesta entre creyentes católicos de doce países sobre los temas sociales que provocan mayor división en su iglesia, como el divorcio, el aborto o el matrimonio igualitario. En este último asunto, España se colocó a la cabeza de los encuestados, con un 64 % a favor de la igualdad legal de las parejas del mismo sexo. El estudio se llevó a cabo entre 12.000 personas que se identificaron como católicos de doce países, que en conjunto, albergan al 62 % de los seguidores de esta religión en el mundo: República Democrática del Congo y Uganda en África; Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos y México en América; Filipinas en Asia-Pacífico; y España, Francia, Italia y Polonia en Europa. Se les hicieron siete preguntas, dos de ellas relacionadas con los derechos LGTB: “¿Usted está a favor o en contra del matrimonio entre dos personas del mismo sexo?” y, a los que responden afirmativamente, “¿Cree que la Iglesia Católica debe realizar matrimonios entre dos personas del mismo sexo?”.
 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad