Construyamos el Reino de Dios

Canto de entrada
Más allá de miedos
Más allá de mi inseguridad
Quiero darte una respuesta
Aquí estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que sí hasta el final

Introducción
Escuchamos continuamente en la Palabra decir a Jesús que nos pongamos en camino para construir el Reino de Dios, hay multitud de referencias en los evangelios al Reino, cada uno de nosotros seguro recuerda muchas, a mí en este momento viene a mi Ser aquella parábola que hace referencia a que el Reino se parece a una semilla de mostaza, que parece insignificante pero crece fuerte y robusta, buscando los pájaros cobijo en sus ramas.
Pero ¿qué significa el Reino de Dios para cada uno de nosotros?. Este reino, ¿está a nuestro alcance aquí y ahora? Ojalá que Sí pero ¿Cómo? es algo tan sencillo pero a la vez tan complejo. Y es que supone toda una utopía en una sociedad en la que somos tan individualistas y egoístas salir de nosotros mismos para ponernos en el lugar del otro, de nuestro prójimo, ‘Amarás a tu Dios con todo tu Ser y a tu prójimo como a ti mismo’ este mandamiento nuevo nos da la luz necesaria para nuestros actos, para nuestro camino, para construir una conciencia clara y transparente puesta a luz del Señor, conciencia ésta que supone el último refugio de la inhabitación divina en el hombre moderno como decía el cardenal Newman ¿Por qué nos empeñamos en construirnos cajas a medida para justificar nuestros actos, nuestra inanición y, construirnos una conciencia moldeada a nuestras apetencias? Decía Pablo de Tarso, ay de mi! si no evangelizara…
Hermanos, bajemos a lo profundo de nuestro Ser y pidamos al Señor que nos de fuerza y claridad para nuestros pensamientos, sentimientos y actos, para construir el Reino en nuestro interior, en las pequeñas y las grandes cosas. Te pedimos Señor que nos ayudes a sentir al prójimo como nuestra finalidad y que nosotros seamos un medio para su necesidad y felicidad y no, que lo utilicemos como un medio para nuestra finalidad inmediata, muchas veces egoísta. Que nos pongamos el lugar del Otro, de nuestro prójimo. Que fluya el verdadero sentido del Amor cristiano en nuestro Ser.!!!

Canto
Más allá de miedos
Más allá de mi inseguridad
Quiero darte una respuesta
Aquí estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que sí hasta el final

Salmo 57 (Rezar salmodiando en dos grupos)
Misericordia, Oh Dios, misericordia
Que busco refugio en Ti,
Me cobijo a las sombras de tus alas
Esperando que pase el infortunio
Invoco al Dios Altísimo,
Al Dios que hace tanto por mí.
Mande desde el cielo a salvarme
Confunda al que me acosa
Envíe Dios su amor y su verdad
Me encuentro tendido entre leones
Que devoran seres humanos;
Sus dientes son lanzas y saetas,
Su lengua, espada acerada
¡Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!
Tendieron una red a mis pasos,
Mi cuello se doblegaba;
Una fosa cavaron ante mí,
¡Cayeron ellos dentro!
A punto está mi corazón, Oh Dios
Mi corazón está a punto;
Voy a cantar, a tañer
¡Gloría mía, despierta!
¡Despertar, arpa y cítara!
¡a la aurora despertaré!
Te alabaré entre los pueblos, Señor
Te cantaré entre las naciones;
Pues tu amor llega hasta el cielo
Tu fidelidad hasta las nubes
Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!

(Ecos del Salmo)

Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera…
…y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.

Salmo 85 (rezar salmodiando en dos grupos)
Propicio has sido, Yahvé, con tu tierra
Has cambiado la suerte de Jacob;
Has quitado la culpa de tu pueblo,
Has cubierto todos sus pecados
Has reprimido todo tu furor
Has desistido del ardor de tu cólera.
¡Restáuranos, Dios salvador nuestro,
Cesa en tu irritación contra nosotros!
¿Estarás siempre airado contra nosotros?
¿Prolongarás tu cólera de edad en edad?
¿No volverás a darnos vida
Para que tu pueblo goce de ti?
¡Muéstranos tu amor, Yahvé,
Danos tu salvación!
Escucharé lo que habla Dios.
Sí, yahvé habla del futuro
Para su pueblo y sus amigos,
Que no recaerán en la torpeza
Su salvación se acerca a sus adeptos,
Y la Gloría morará en nuestra tierra
Amor y Verdad se han dado cita
Justicia y Paz se besan;
La Verdad brota desde la tierra
Justicia se asoma desde el cielo
Yahvé mismo dará su prosperidad
Nuestra tierra dará su cosecha
Justicia marchará ante él
Con sus pasos el abrirá camino.

(Ecos del Salmo)

Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera…
…y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.

Lectura del Evangelio de Juan, Capítulo 15
Yo soy la vida verdadera y mi Padre es el Viñador…Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os dicho. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mi. Yo Soy la vid, vosotros los sarmientos…Si permanecéis en mí, y mis Palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloría de mi Padre está en que deis mucho fruto y seáis mis discípulos.
Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos del Padre y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío, que os améis los unos a los otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por su amigos…yo os he elegido a Vosotros y os he destinado para que vayáis y deis fruto y que vuestro fruto permanezca…Cuando venga el Paráclito que yo os enviaré de junto al padre, el Espíritu de la Verdad, que procede del Padre él dará testimonio de mi, pero también vosotros daréis testimonio.

Meditación/Silencio
(15 minutos)
Peticiones
Padre Nuestro

Canto ‘Al Amor más sincero
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera…
…y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad